El coral esponja tiene una estructura porosa muy distintiva. Se puede pulir para darle un aspecto mas brillante y barnizar para tapar por completo los poros y dejar la superficie suave y lisa, pero en nuestro caso preferimos no tratarlo para darle un aspecto mas natural a nuestras creaciones.


Las conchas, caracolas y pechinas las buscamos con paciencia e ilusión a orillas del mediterráneo, seleccionando solo aquellas que por su tamaño y calidad son ideales para nuestras creaciones.