Siéntete una auténtica sirena luciendo estas piezas de bisutería con cristales de mar.

 

Los cristales de mar -también conocidos como seaglass o lágrimas de sirena- son pequeños trozos de cristal que el mar, entre sus aguas, arenas y rocas, erosiona durante años dándoles una forma suave y redondeada. Se calcula que pueden tardar unos 10 a 30 años en llegar a quedar completamente pulidos.

 

Existe una gran variedad de colores y tonalidades distintos, clasificados según rareza, es decir, la frecuencia con la que se encuentran. Algunos colores, como el rojo o naranja, se calcula que aparecen 1 de cada 5000 veces!

 

Todos los que encontrarás en nuestra tienda han sido recolectados con paciencia e ilusión por nosotros mismos en playas del Mediterráneo. Seleccionamos solamente piezas bien pulidas y con su característico aspecto escarchado.